¿Qué son las estereotipias?

 

Las estereotipias son comportamientos compulsivos y repetitivos sin una función aparente que se dan principalmente en animales privados de libertad.

Son un síntoma de estrés crónico, es decir de malestar en un animal.

En el caso de los caballos son comportamientos frecuentemente observados en caballos estabulados (se estima que entre un 5 y 20% los presentan).

Si vamos a una cuadra, por ejemplo, dónde sólo 3 de 20 caballos tienen estereotipias, esto no quiere decir que los demás caballos que vivan en las mismas condiciones no tengan ese estrés o malestar, sino simplemente que no lo expresan de ese modo. No es un comportamiento “contagioso” ni se aprende por imitación, es un comportamiento que se desarrolla debido a las condiciones en las que se encuentran (falta de compañía, falta de suficiente fibra en la ración, falta de posibilidad de movimiento, etc.).

 

¿Qué tipos de estereotipias existen?

 

Las estereotipias suelen dividirse en: estereotipias orales y ambulatorias.

Las primeras debido al cambio de comportamiento de ingestión natural del caballo pasando de unas 17h naturalmente pastando a unas 3 o 4 horas cuando se encuentran estabulados; y las segundas pasando de caminar varios kilómetros diarios en función del habitad a ninguno.

 

¿Qué estereotipias orales podemos encontrar?

 

  • Tragar aire con y sin apoyo:

traga-aire

El ruido se produce por la distensión del esófago, provoca problemas de desgaste en los incisivos y está   relacionado con cólicos (la causa directa no se sabe, pero indirectamente el estrés puede provocar alteraciones   digestivas).

 

 

 

  • Morder madera y chupar objetos:

tragar aire

La lignofagia (comer madera) puede ser normal o no en función de la necesidad de fibra, es frecuente ver  caballos en prados comerse las cortezas de los árboles. Los caballos con úlceras gástricas (las cuales pueden  originarse por estrés) suelen comerla para producir saliva lo cual hace de tampón ph en el estomago.

 

 

 

  • Estereotipias con los labios:

lengua 1

La lengua de serpentina (produce saliva por lo tanto deglución que puede derivar en el tic de tragar aire), se observan    también los movimientos de abrir y cerrar los labios rápidamente.

Se ha descubierto un vínculo entre el ph del estomago y la aparición de las estereotipias relacionando de este modo una alimentación inadecuada (concentrada y con un aporte de fibra bajo) uno de de los factores importantes para su desarrollo.

 

 

  • Movimiento de arriba a abajo con la cabeza: (Headshaking)

c075_02

El movimiento de “sacudidas” de la cabeza puede no solamente ser debido a una estereotipia, sino también por ejemplo puede ser el resultado de molestias por sinusitis, parasitosis nasales, otitis, problemas a nivel de la nuca, quistes óseos…etc. Es por ello importante realizar un diagnostico veterinario y no intentar corregirlo.

 

 

Como estereotipias ambulatorias tenemos:

  • Dar vueltas en la cuadra
  • Dar “manotazos” o rascar el suelo
  • Tic del oso:

tic del oso

Se suelen asociar a una situación estresante o ansiosa (el momento en el que traen alimento) o a una necesidad de movimiento.

Pueden provocar tendinitis en las extremidades y problemas de adelgazamiento.

Se pueden encontrar otro tipo de estereotipias menos frecuentes como puede ser la automutilación por ejemplo en sementales aislados.

 

 

 ¿Y cómo afectan las estereotipias a nuestros caballos?

        El estrés crónico puede afectar al organismo de diferentes maneras, afectando por ejemplo a la musculatura lisa lo cual disminuiría la fertilidad o favorecería problemas digestivos y respiratorios, afectando al sistema nervioso y a las neuronas dificultando el aprendizaje o a la circulación dificultando en gran medida la cicatrización de cualquier tejido.

Esto quiere decir que un caballo que presente estereotipias puede tener una calidad seminal menor, ser una yegua a la cual le cueste más gestar, ser un animal más complicado para educar o presentar como suele ocurrir una prevalencia mayor de cólicos; resumiendo, son problemas directamente generados por un mal manejo.

¿Y cómo podemos tratar una estereotipia?

Antes de tratarlas, pues es complicado si llevan mucho tiempo lo más importante es prevenirlas. Uno de los momentos más importantes para su desarrollo puede ser durante el destete, por ello es importante:

  • No aislar completamente al potro de la madre (dejar visión, capacidad de olerla y tocarla).
  • Destetar siempre con más potros y/o caballos adultos (algunos ganaderos sacan a las yeguas poco a poco de la manada).
  • NO DESTETAR NUNCA EN CUADRA UN POTRO AISLADO!!!

    Una vez instaurada una estereotipia y tras ser correctamente diagnosticada, la forma de trabajar este problema será principalmente mediante un enriquecimiento ambiental que se asemeje lo más posible a las condiciones naturales en las cuales viviría un caballo para disminuir el estrés, es decir:

  • Compañía
  • Movimiento
  • Alimentación prolongada y con suficiente fibra (slowfeeder, equiball, pastoreo…etc).

Se podría en función del caso ayudar con medicación.

      Nunca trataremos una estereotipia con materiales que impidan el movimiento o la realización de ese comportamiento, pues no harán más que tapar los síntomas de una falta de bienestar o incluso agravar la situación aumentando su nivel de ansiedad o de estrés sin mejorarlo en ningún caso; como puede ser mediante collares para evitar tragar aire o hilos eléctricos en las cuadras, trabas en las patas o poniendo rejas en las puertas de las cuadras para que no saquen la cabeza, etc.

Tenemos que tener claro que las estereotipias no son simplemente “vicios de cuadra” o simples comportamientos de aburrimiento, sino síntomas de que el caballo no tiene un mínimo bienestar animal.